martes, 2 de mayo de 2017

¿Sabes cómo es tu piel?

¡¡Buenos días amores!!

Ha sido una larga ausencia, pero justificada. Los que me seguís por mis otras redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, Youtube...) habéis visto que he intentado estar lo más activa posible, pero ando tan liada que no me da la vida para llevar tantas cosas hacia adelante.

Estoy intentando organizarme más y poder sacar huequitos para escribiros y contaros tantas cosas que voy haciendo, probando,... y que quiero compartir con uds. 

Hoy os traigo un post muy interesante para daros las claves para conocer cómo es vuestra piel. Si sois de Sevilla lo vais a tener muy fácil, ya veréis.

¿Os apetece conocer todos los detalles? Pulsa en LEER MÁS para enterarte de todo. 



Desde siempre nos ha preocupado saber qué tipo de piel tenemos, para saber qué tratamiento es el más adecuado para nosotros, aunque desde hace algunos años esta preocupación ha ido aumentando y extendiéndose hasta el punto de que muchas marcas nos ofrecen la posibilidad de poder hacernos un análisis de la piel para conocerla en profundidad.

Hace unas semanas, mi compañera Ana Belén (del blog AnaBBeauty) y yo fuimos a hacernos un análisis de la piel a la Farmacia María Auxiliadora, en Sevilla. En este análisis, se estudian diferentes parámetros que miden el nivel de hidratación y sebo de la piel, la pigmentación, la elasticidad y las imperfecciones existentes. Junto con ese análisis, te recomiendan un tratamiento ajustado a tus necesidades y te realizarán un seguimiento cada dos meses, para ver cómo va evolucionando la piel y qué otras necesidades manifiesta y cuáles se van corrigiendo.

Cuando nosotras llegamos a la farmacia nos atendió Julia, la  técnico que nos iba a realizar el análisis y nos explicó un poco el funcionamiento del análisis y todo lo que íbamos a hacer. Posteriormente, nos preguntó por nuestra rutina de limpieza y cuidados y nos fue comentando acerca de nuestros hábitos qué cosas estaban bien, y qué cosas podríamos mejorar o cambiar.  En mi caso, me recomendó no utilizar exfoliantes muy agresivos, ya que a veces tengo algún brote de acné y no es recomendable exfoliar dichas zonas, y también me advirtió que nos abusara del aceite del árbol del té, ya que al ser un aceite es comedogénico, aunque es cierto que éste tiene propiedades antisépticas que vienen bien para el acné. 

Una vez comentada toda nuestra rutina facial pasamos al dermoanalizador, donde en una camilla te analizan mediante ondas el nivel de agua, sebo, elasticidad y pigmentación de la piel. 

En mi caso los resultados fueron los siguientes:

NIVEL HIDRATACIÓN: bueno.
NIVEL DE SEBO: normal-alto (la técnico me dijo que además del resultado había que interpretar en función de lo que se observa en la piel de la persona, y según su criterio me dijo que mi nivel de sebo estaba un poco descontrolado).
NIVEL DE ELASTICIDAD: me salieron los valores normales de mi intervalo de edad 25-29 años aunque en el contorno de ojos salió peor (por falta de hidratación y de usar un contorno adecuado para mi piel).
NIVEL DE PIGMENTACIÓN: me salió que mi pigmentación era bajita por lo que me recomendaba un protector solar de un factor de protección mínimo 45 (aunque ella nos dijo que 50, ya que siempre nos echamos menos protección de la que debemos).

Posteriormente, con una cámara de aumento se observaban las imperfecciones de la piel para ver si existe algún problema de la piel y así poder ver si se necesita de un médico especialista para ser derivado. En mi caso me dijo que se observaba que no tenía ningún problema de la piel, aunque sí se veía como los poros de la barbilla y del entrecejo estaban menos limpios (por no incidir tanto cuando exfoliamos-solemos incidir en la nariz y en los pomulos más).

Finalmente, me hizo otras recomendaciones específicas, para mejorar mi piel. En líneas generales, me recomendó utilizar ácidos para afinar la piel, atenuar los poros y estimular a regeneración de la piel. 

Con estas recomendaciones, y en base a los resultados del análisis nos hizo una rutina personalizada a cada una en papel para satisfacer las necesidades que teníamos. 

También nos dio muchas muestras para que pudiéramos probar los productos recomendados y así poder ver si realmente nos iba bien con ellos y nos ayudaban a cubrir nuestras necesidades. También nos dio dos productos tamaño venta: un agua micelar (nos la recomendó como parte de nuestra rutina facial por sus propiedades) y un protector solar muy ligero (ya que le manifestamos nuestro descontento con algunos protectores solares concretos de diferentes marcas que nos aportaban mucha grasa a la piel).

En esta foto podéis ver todas las cositas que nos dio Julia. 


Quería comentaros que estoy comenzando a usar algunos de los productos pero aún no tengo una opinión formada, por lo que próximamente os hablaré de ellos a medida que los vaya probando y viendo sus resultados.

Si me preguntáis si lo recomiendo os puedo decir que es totalmente recomendable, a la par que asequible. El servicio cuesta tan sólo 20€, que son reembolsables si hacéis una compra por importe superior a ese. Las revisiones son cada dos meses, y además de análisis facial lo tenéis corporal y capilar, lo cual me parece muy interesante. Es un servicio previa cita, por lo que os recomiendo llamar al teléfono de contacto 618 309 986 para informaros y solicitar vuestro análisis, os va a encantar el trato, los consejos y la de cosas que vais a aprender. 

Además, la farmacia cuenta con un servicio de nutricionista quincenal cuya primera consulta es gratuita (el seguimiento son 10€). También cuentan con un laboratorio donde elaboran fórmulas magistrales personalizadas bajo prescripción médica, y como son farmacia y ortopedia, han incorporado un servicio para estudiar la pisada y confeccionar a medida las plantillas más adecuadas para corregir y aliviar los problemas derivados de ella, sobre todo para personas deportistas

En definitiva Farmacia María Auxiliadora es un lugar donde la atención personalizada y la especialización son sus puntos fuertes. Los profesionales que encontramos en ella están constantemente preocupados y comprometidos con su formación para ofrecer el mejor trato a sus clientes y seguirlos de cerca para que mejore su nivel de bienestar. Y si eres un cliente habitual puedes solicitar tu tarjeta de fidelidad, para poder beneficiarte de sus descuentos y promociones exclusivas.

Como veis, una farmacia, es mucho más que un lugar donde comprar medicamentos. Una farmacia es un lugar donde puedes mejorar todo lo que no te gusta o te preocupa, donde te ayudarán a sentirte mejor con profesionales de calidad preocupados por tu salud y bienestar. 

Desde aquí agradecer a la Farmacia María Auxiliadora la posibilidad que nos han ofrecido y por supuesto a mi compañera Ana Belén por haber contado conmigo (podéis ver su post sobre su análisis pulsando AQUÍ).


Espero que sigáis a la farmacia en sus redes sociales (Twitter, Facebook, Youtube y LinkedIn) y que la visitéis para poder probar todos sus servicios. Si no eres de Sevilla, no te preocupes, ¡tienen farmacia online!
No hay texto alternativo automático disponible.
La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo


Un saludito amores y feliz día!!

Con cariño,

Paula

3 comentarios :

  1. Super interesante Paula....llamaré para pedir cita y ver que tal ma va!Un saludo corazón! !!!!@

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información guapa. Besos

    ResponderEliminar